Reseña: Harry Potter y el Cáliz de Fuego

27 jun. 2015

Ayer terminé el libro de Harry Potter y el cáliz de fuego y tenía ganas de comentarlo un poco. Siento no haber subido una reseña de Donde los Árboles Cantan, que fue el penúltimo libro que me leí, pero no sabía qué decir de él. Quizá lo suba en alguna recomendación. 
Empecemos con Harry Potter.


Título original: Harry Potter and the Goblet of Fire

Editorial: Salamandra

Autor/a: J. K. Rowling

Páginas: 635

Género: Juvenil, fantasía, aventuras

Saga: Harry Potter 4/7 



Tras otro abominable verano con los Dursley, Harry se dispone a iniciar el cuarto curso en Hogwarts, la famosa escuela de magia y hechicería. A sus catorce años, a Harry le gustaría ser un joven mago como los demás y dedicarse a aprender nuevos sortilegios, encontrarse con sus amigos Ron y Hermione y asistir con ellos a los Mundiales de quidditch. Sin embargo, al llegar al colegio le espera una gran sorpresa que lo obligará a enfrentarse a los desafíos más temibles de toda su vida. Si logra superarlos, habrá demostrado que ya no es un niño y que está preparado para vivir las nuevas y emocionantes experiencias que el futuro le depara. 

En realidad no creo que tenga que contar de qué va este libro porque la mayoría de la gente ya lo habrá leído. Soy una de los pocos lectores que aún no se ha leído la saga, así que voy a pasar directamente a mi opinión. 

Es increíble. No me he llevado tantas sorpresas con un libro de esta saga en mi vida. Cuando llega el final y más o menos te esperas lo que va a pasar, pum, de repente todo lo que tenías pensado y todas tus teorías se esfuman. Me tuve que quedar hasta las cuatro de la mañana terminando el libro porque no podía con la intriga. 
Aunque es verdad que al principio se me hizo un poco pesado porque sólo tenía ganas de que Harry llegara a Hogwarts y empezara con las clases. Además, lo estaba leyendo en la tablet, y un libro tan extenso como este prefiero tenerlo en físico. Pero bueno, lo que puedo decir de este libro es que te llevarás muchas sorpresas. Nada es lo que parece. 
También tengo que decir que se me han saltado las lágrimas en un momento en concreto. Los que lo hayan leído sabrán en qué parte fue.
Además, también he tenido mis momentos de "oh, que monos". Esto es algo que no me esperaba para nada porque consideraba a esta saga enteramente fantástica, pero parece que en lo fantástico también hay hueco para algo de romance, y yo que adoro los libros así, pues encantada.
También tengo que decir que las apariciones de los demás personajes me han encantado. Sobre todo las de los personajes de los otros colegios de magia. 
En general el libro me ha encantado. Se ha convertido en mi libro favorito de la saga junto al de Harry Potter y la Piedra Filosofal. 



Calificación:

Espero que os haya gustado esta mini reseña porque tampoco la quería hacer muy larga. 

Hasta otra, Nima 

Libros del mes: Mayo 2015

18 jun. 2015

Tras una breve pausa por los exámenes finales, hoy traigo un resumen de los libros que me leí el mes de mayo. En total han sido 6 libros.
Empecemos.



El primer libro que me leí en mayo fue la élite, que es la continuación de la saga la Selección.
La verdad es que el primer libro me resultó un poco indiferente, pero decidí seguir con la saga. Me alegro de haber seguido con la saga porque fue mejorando poco a poco.
A la Élite le di un 4/5 y a la Elegida, que es el tercer y libro, le di un 4/5 también en Lectorati, que abajo os dejaré mi cuenta para que me sigáis. En teoría esta saga tendría que ser una trilogía, pero ahora la autora ha sacado el cuarto y quiere publicar dos libros más. Lo que sea por sacar dinero.
En general a la saga le doy un 3/5. Me parece que es una saga más para pasar el tiempo cuando no tienes nada que leer. Aunque es verdad que tiene una trama original, pero no ha sabido exprimirla al máximo. Lo que más me llamó la atención fueron las revueltas de los rebeldes. Era lo más interesante del libro y en lo que menos profundizó la autora.





Este fue el primer libro obligatorio que me tuve que leer y la verdad es que no estuvo tan mal. 
Es un libro del siglo XVII y fue escrito por Lope de Vega.
Pensaba que iba a ser mucho más pesado de lo que fue. Lo que más me echaba para atrás era el castellano antiguo porque tenía que leer algunos párrafos mil veces para enterarme, pero en general ha sido una buena lectura, al menos más de lo que me esperaba. Es un libro muy cortito que se lee en una sentada y merece la pena. Le di un 3/5.

 


 Aquí llegamos a la gran decepción del mes. Este libro ha sido uno de los peores libros que me he leído en mi vida. No tenía grandes espectativas para este libro, la verdad, era un libro del instituto y me lo tenía que leer sí o sí, pero ha sido peor de lo que me imaginaba. 
Los personajes no me llegaron, la trama no me gustó, un desastre. 
En sí el tema de la historia es bastante interesante, y es verdad que cuenta muy bien lo que sería en realidad estar perdido en una isla, pero quizá por eso no me gustó, porque yo soy más de fantasía y de ficción. Mi nota en Lectorati fue un 2/5.





Este fue otro libro que me leí para el instituto. No sé qué podría decir de este libro, simplemente diría que es asqueroso. Es muy corto, pero lo poco que es lo sufres. Entre la mierda de familia que tiene el protagonista y el protagonista en si, es un sufrimiento continuo. 
Lo que más me ha gustado de la historia ha sido la intencionalidad del autor. Kafka intenta transmitir al autor una metáfora de su vida. Su familia sólo lo quiere por el tema del dinero y él se siente incomprendido, un bicho. Así surge la historia y creo que es un tema muy original. 
Lo puntué en Lectorati con un 3/5.




De este libro no voy a hablar mucho porque tengo la reseña publicada: 

El teorema Katherine

Os voy a decir que es un libro muy divertido y con el que he disfrutado mucho. Si queréis algo fresco y que os haga olvidar un mal día, este es vuestro libro. 
Tiene un 4/5 en Lectorati.

Hasta aquí los libros de mayo. Espero que os haya gustado y os haya ayudado para vuestra próxima lectura. 

Podéis seguirme en Lectorati: Click aquí

Hasta otra, Nima